Los días 13 y 14 Marisa y Ricardo Rodulfo nuevamente viajarán a Cipoletti, en esta ocasión por fuera de la Universidad, pero convocados también por el profesor Daniel Sucunza. Dictarán sendos seminarios intensivos, el de Marisa acerca de diagnóstico y sobrediagnóstico -una problemática que ocupa mucho a la responsable de este seminario, dada la tendencia siempre incrementada de reducir la tarea de la evaluación clínica a un trámite clasificatorio, simplificando todo lo que está en juego en la tarea de diagnosticar-; el seminario a cargo de Ricardo estará destinado a continuar su investigación del jugar, esta vez abordando en particular el punto del enmarcamiento del juego, la delimitación que lo separa de los espacios cotidianos en los que se desenvuelve. La actividad es organizada por la Fundación “Naceres”, y tendrá lugar en el auditorio de la caja previsional de profesionales (Talero 440. Neuquén).

 

El día 20, entre las 9 y las 10.45 hs., en la Sociedad Argentina de Primera Infancia, dentro de su Programa de Actualización, Ricardo desarrollará una conferencia dedicada a la revisión del estatuto del juego como un nuevo punto de partida para la concepción psicoanalítica de lo que se ha dado en llamar el sujeto, un término en sí polémico y que necesita debatirse precisamente, y sobre todo si se quiere actualizar el estado de cosas de la teoría psicoanalítica general. En particular esto es importante, pensamos, no sólo desde el punto de vista de prevenir sino de promover lo que podamos considerar sano para el desarrollo psíquico, desde un punto de vista independizado de las posiciones neopositivistas tanto como aquellas derivadas del formalismo “estructuralista” de corte lacaniano.

 

Por otra parte, los días 9 y 30 a las 19 horas en el Hospital Italiano, en la serie de encuentros organizada por Sonia Kleinman a propósito del vínculo intersubjetivo, particularmente en lo familiar, Ricardo desarrollará dos intervenciones, específicamente dedicadas a revisar ciertas raíces de la noción de vínculo que, de no concienciarse acerca de su procedencia y tradición, pueden entorpecer el trabajo clínico en el plano vincular, perpetuando concepciones individualistas del mismo.

 

En los últimos días del mes de septiembre se realizó un interesante encuentro del cual formaron parte un nutrido grupo de psicoanalistas y algunos otros profesionales -si bien los analistas fueron la mayoría- con Daniel Filmus y Marisa Herrera. El encuentro fue organizado por nuestra encantadora y siempre entusiasta colega Norma Edelstein, miembro muy destacado de la AAPG y una incansable promotora de la renovación y actualización de la formación del psicoanalista. Es una práctica regular de ella organizar reuniones de corte multidisciplinario, en este caso con dos figuras de la política, pero con una formación profesional brillante y consistente, lo cual no suele abundar en ese mundo. Marisa Herrera, para el caso, participó activamente en la factura del nuevo código civil. La reunión no tenía fines políticos inmediatos de corto plazo -tipo las próximas elecciones- sino la ambición de calar en cuestiones más profundas, como las ligadas a proyectos educativos. Tampoco la participación estaba ligada a apoyar o no al partido que representa Daniel Filmus, sino, por el contrario, apoyar un diálogo sin la posición a priori de alguna bandería a toda costa, renunciando para ello a toda reflexión crítica y matizada. Puede decirse que los dos invitados no decepcionaron en este sentido y también que el grupo de colegas, por lo menos en líneas generales, más usó la reunión para desahogarse que para aportar ideas nuevas, sobre todo aquellas pocas, pero valiosas, que sólo un analista puede aportar en razón de su ángulo de mirada, que traspasa los contornos de la asistencia terapéutica. Ello no hizo la reunión menos interesante, pero sí llevó a la incansable Norma Edelstein a organizar una segunda más pequeña en número con el objetivo de avanzar en el análisis de puntos críticos en nuestra vida democrática, tan necesitada de pensamientos como sobrante en frases hechas y prejuicios estereotipados. Esta nueva reunión con Herrera y Filmus -que apoyaron decididamente su realización- se celebrará en alguna fecha del mes de octubre.